¿Qué nociones básicas necesitas para empezar a jugar?

¿Cómo sujeto el taco?

¿Qué bola golpeo y cómo?

¿Cómo hacer un puente abierto?

Con estos sencillos pasos tendrás una base para iniciarte en el billar americano

La pregunta “cómo se juega al billar” no tiene una respuesta sencilla.

Y es que el juego de billar presenta muchas modalidades y variantes, por lo que es un mundo complejo en el que merece la pena adentrarse y explorar.

En este artículo por tanto nos referiremos a la base, a “cómo jugar al billar” partiendo del juego más popular y conocido para tener un punto de partida.

Y después ya es cosa tuya profundizar más en esa variante, o investigar  otras modalidades de juego.

Por tanto, al hablar del juego de “billar”, aquí nos estamos centrando en el billar americano (pool) y a la variante “bola ocho”.

Para poder empezar en bola ocho, sería interesante aprender los conceptos más elementales del juego de billar.

Puedes echar un vistazo a nuestro glosario para tener un punto de partida sólido.

También es importante tener una idea, aunque sea superficial, de cuál es el reglamento del billar, puedes consultarlo aquí.

Si además quieres entender las premisas para elegir un buen taco de billar,  unas bolas de billar de alta calidad o seleccionar una buena mesa que entre en tus posibilidades (y en tu salón), tienes los artículos correspondientes en esta web. 

Una de las primeras cuestiones que podemos destacar del juego de billar es que puede ser practicado por todo el mundo, no importa género, edad o condición. 

No requiere de ninguna preparación ni habilidad especial, ni es necesaria una forma física o una inteligencia superior. 

Eso sí, hay que ser paciente, constante y observador. 

Y practicar, practicar, practicar. 

Las primeras habilidades que debes desarrollar para jugar al billar son la postura, el agarre del taco, la puntería y el cálculo de trayectorias de las bolas.

 

Cómo sostener un taco de billar

 

Para golpear la bola correctamente y meterla en la tronera objetivo, debes comenzar con el agarre del taco como primer paso para aprender a manejar el taco adecuadamente. 

Muchos jugadores se saltan este paso y comienzan a golpear la bola blanca con fuerza o a experimentar dando golpes al azar “a ver qué pasa”.

Pero se olvidan el prerrequisito básico de sujetar, posicionar y manejar el taco correctamente.  

Así que vamos a revisar los conceptos básicos de la colocación de la mano para dar apoyo al taco, utilizando un agarre ligero y natural en la maza, y cómo crear un puente cómodo pero estable para la flecha. 

Una vez que haya establecido un mejor nivel de comodidad al sostener el taco y golpear, puede pasar a consejos de práctica más avanzados. 

Al igual que cualquier juego o deporte, se necesita mucha práctica para mejorar en el billar. 

Sin embargo, cuando se trata de una rutina de práctica, a la mayoría nos gusta ir y golpear algunas bolas alrededor de la mesa.  

Pero, en lugar de simplemente golpear bolas al azar, si organizas un sencillo método de práctica y trabajas en la mecánica de los golpes y del juego en general, seguramente te resulte útil para convertirte en un mejor jugador de billar.

 

# Sostén la maza del taco a la altura de tu cadera, con la mano dominante #

Coloca la mano en el taco cerca de la parte trasera, donde está equilibrado (en la zona con cinta). Cierra la mano alrededor de la maza y comprueba que forma un ángulo de 90 grados con el taco.

Lo habitual es que los principiantes comienzan agarrando  el taco con demasiada fuerza. Eso dificulta mover el taco con naturalidad. Busca un agarre relajado y controlado. 

Asegúrate de que tu cuerpo está en línea con la bola blanca. Esto te ayudará a apuntar el golpe correctamente.

 

# Inclínate sobre la mesa # 

Una vez tengas el taco sujeto por la maza de modo fiable, baja tu cuerpo hacia la mesa asegurándote de que miras la línea de la bola blanca. 

Mantén las piernas ligeramente flexionadas y relajadas, y algo separadas entre sí.

 

# Haz un puente abierto con la mano libre # 

Apoya 4 dedos separados sobre el tapete a unos 15-20 cm de la bola blanca, y prepara un punto de apoyo con el pulgar elevado.

Sobre ese puente debes colocar la parte final de la flecha. 

Cuanto más cerca hagas el puente de la bola blanca, más preciso será tu tiro.

Hay diversos tipos de puentes, pero para iniciarte, el abierto es el más sencillo.

La flecha se deslizará por la superficie que hay entre el pulgar y el índice.

Puedes ajustar la altura a la que se dirige la punta del taco elevando o bajando los dedos que apoyan sobre el tapete.

 

# Mantén el taco en posición de disparo # mientras visualizas el golpe mirando a la bola blanca.

Inicialmente debes golpear la bola blanca en el centro. Más adelante perfeccionarás técnicas para golpear la bola blanca en otros lugares. 

Asegúrate de que puedes ver una línea entre la bola blanca y la bola objetivo.

 

# Sostén el taco en el punto de equilibrio y dispara # 

Desliza el taco hacia delante mientras apuntas a la bola blanca de manera constante.

Si no te sientes seguro, puedes mover suavemente el taco hacia delante y atrás desplazando la mano que tienes en la maza y deslizando la flecha sobre el puente de la otra mano.

Así te sentirás más estable y equilibrado antes de disparar.

Agarra el taco de un modo relajado y flexible. Si lo sujetas con demasiada fuerza el taco puede cambiar la dirección de tu disparo al no transmitir correctamente las fuerzas.

 

¿Quieres buenos accesorios para tu mesa de billar?

Se te ha terminado la tiza. O te has cargado la suela de tu taco de billar. O acabas de darte cuenta de que en tu mesa de billar no se ve ni torta y te hace falta una lámpara adecuada.

Entonces tienes que pasarte por esta sección, seguro que encuentras todo lo que necesitas.

Quiero ver todos los accesorios

Cómo golpear las bolas correctamente

 

Una vez que te sientas cómodo manipulando el taco y golpeando la bola blanca, es hora de trabajar en cómo colocar la bola blanca para los tiros. 

Los tres golpes fundamentales de la bola blanca son el tiro Draw, el Follow y el Stop

Estos disparos le permitirán recuperar la bola blanca, moverla hacia adelante o detenerla. 

Manejar un taco de billar es uno de los aspectos más básicos pero a menudo pasados ​​por alto para jugar mejor billar. 

Todos hemos escuchado el horrible sonido de la punta de la flecha deslizándose por el lateral de la bola blanca, también conocida como pifia.

 Por lo general, se debe a que no has puesto suficiente tiza en la punta o a que has puesto demasiada.

 El puente mecánico es un accesorio con una hendidura o una cruz que permiten apoyar la flecha de modo sólido sobre la mesa.

 Estos dispositivos se utilizan para extender su alcance en la mesa.

 Pero muchos jugadores se olvidan de aprovechar esta práctica herramienta. Que no sea tu caso.

 El golpe básico lo usarás para las aperturas.

 La finalidad es desperdigar el resto de las bolas por la mesa para iniciar el juego.

 Apunta a la bola blanca ligeramente por encima de su  punto medio, y dispara tratando de dirigirla hacia la bola de la punta del triángulo.

 Una vez visualices el golpe, comprueba que tienes un buen equilibrio con el taco, y dale un buen golpe.

 No saldrá a la primera, pero lo ideal es que tras la apertura la bola blanca quede en el centro de la mesa, y a partir de ahí ir planificando las jugadas.

 El draw ya requiere un poco  más de práctica.

Para lograr este golpe debes dirigir la punta de la flecha un poco por debajo del centro de la bola blanca, y disparar hacia la bola objetivo.

 De este modo, la bola blanca tendrá un movimiento de retroceso y tras chocar con la otra bola, volverá hacia atrás y quedará posicionada (o debería) en el punto de partida.

 

 Cómo jugar a Bola 8

 

Esta variante del billar americano, de las más populares, se puede jugar en mesas de billar de diferentes tamaños. 

 Por supuesto, no tienes que preocuparte si tu mesa no cumple con las medidas estándar (mesas de 7, 8 y 9 pies)

 Por cierto, ¿te habías fijado en que las mesas de billar estándar son dos veces más largas que anchas?

Para jugar al billar bola ocho se emplean 16 bolas, de las cuales siete bolas de billar son de colores sólidos (y están numeradas del 1 al 7), otras siete bolas son rayadas (y están numeradas del 9 al 15) y luego tenemos la bola 8 (lisa negra) y una bola blanca lisa.

Las bolas de billar americano reglamentarias están en la actualidad fabricadas con materiales plásticos como la resina fenólica o el poliéster

 Y cuentan con un tamaño y peso uniformes para la acción adecuada, resistencia a la rodadura y propiedades generales de juego.

 Las especificaciones estándar para las bolas de billar americano son:

 Peso 155,92 – 170,10 gramos y diámetro 5,72 cm (con un ligero margen de variación).

La partida empieza colocando las 16 bolas en el centro de la mesa, con ayuda del triángulo. Las bolas se colocan en un orden aleatorio dentro del citado triángulo.

 Cuando las bolas se colocan en forma de triángulo, el orden de las bolas debe ser aleatorio, pero colocando la bola 8 (negra) en el centro.

 Deben colocarse bien apretadas para que las bolas estén en contacto entre sí.

 La base del triángulo debe estar paralela a la banda corta de la cabeza de la mesa, con la bola que va en el ápice del triángulo centrada en el punto del pie de la mesa.

 Además hay que colocar una bola de cada grupo (sólida y raya) en las dos esquinas inferiores del triángulo. Y el resto de las bolas se pueden colocar al azar.

 El jugador encargado de romper la formación de bolas vendrá determinado por un lanzamiento de moneda, o por haber ganado o perdido la partida anterior.

 El que inicia el juego puede colocar la bola blanca en cualquier lugar por detrás de la línea de la cabeza de la mesa (la línea que une los segundos diamantes de las bandas largas mirando desde la cabecera de la mesa)

 En principio, en el primer saque la bola blanca no necesita golpear primero ninguna bola en particular.

 Sin embargo, a menos que el jugador que ha iniciado la partida meta una bola, al menos cuatro bolas deben golpear las bandas.

 Si este jugador no entronera ninguna bola y no logra que al menos cuatro bolas golpeen una o más bandas, se considera una ruptura ilegal.  

 En ese caso, el oponente puede aceptar la mesa como está y jugar desde allí. O bien elegir volver a colocar las bolas y romper él. O volver a montar el triángulo y que el primer jugador repita la ruptura.

 Si la bola 8 se entronera en la apertura, el jugador inicial puede volver a colocar dicha bola y continuar jugando, o volver a colocar y romper nuevamente.

 Si ese jugador mete la bola 8 y golpea la bola blanca, el oponente puede recolocar la bola 8 y posicionar la bola blanca a mano detrás de la línea de la cabeza de la mesa para su próximo tiro. O bien volver a colocarlas todas y elegir romper. 

 Si solo la bola blanca se embolsa en la ruptura, el oponente puede elegir recolocar la bola blanca a mano detrás de la línea de la cabeza de la mesa, o volver a colocar todas las bolas y romper la formación.

 Finalmente, si una bola se sale de la mesa en la ruptura, esa bola permanece fuera de juego (a menos que sea la bola 8, que se volvería a recolocar) y el oponente puede seguir el juego tal y como está o colocar la bola a mano de la línea de la cabeza de la mesa.

 Una vez hecha la ruptura inicial, el objetivo final del juego es que los jugadores se turnen para golpear la bola blanca con el taco e introducir las bolas que le han sido asignadas (todas las lisas o todas las rayadas) en las troneras.

 Y para ello deben “empujarlas” hasta las troneras con la bola blanca.

 La bola 8 (negra) queda para el final, no pertenece a ningún jugador.

 Se considera que gana el juego el jugador que mete la bola 8 después de haber embolsado todas las bolas que le correspondían.  

 O bien cuando el jugador contrario accidentalmente mete la bola 8 (sin haber completado el entronerado de sus bolas).

 Eso sí, recuerda que antes de entronerar la bola ocho, debes avisar a tu adversario de que vas a realizar la jugada que finaliza la partida (y te da la victoria). 

¿Sabías que existen las mesas de billar plegables?

Si buscas muñecos de recambio, pelotas para reponer las perdidas, una funda para la mesa, o necesitas un mango nuevo…. consulta nuestra sección dedicada a los accesorios para jugar al futbolín.

Seguro que encuentras todo lo que necesitas.

Quiero ver billares plegables

El jugador pierde cuándo. . .

 

Algunos fallos pueden hacer que pierdas la partida aunque el rival no te haya ganado.

 Vamos a conocerlos.

Pierdes si ocurre alguna de estas situaciones (excepto en la ruptura):

 

  • Arañazos o faltas al meter la bola ocho
  • Golpea la bola ocho antes de meter todas las otras bolas en su grupo
  • Guarda la bola ocho en una tronera sin avisar
  • Sacar la bola ocho de la mesa
  •  

Faltas estándar en el juego de Bola 8

 

Los siguientes fallos se consideran una falta en la mayoría de los juegos de billar bola 8:

 

  • Rascar la bola dentro o fuera de la mesa.
  • El tirador falla el golpe de una bola de las asignadas (o la bola 8, si el resto de las bolas están entroneradas) con la bola blanca, sin que ninguna de las otras bolas sea golpeada por la bola blanca.
  • Ninguna bola rebota en una banda o se embolsa después de que la bola blanca golpee la bola objetivo.
  • El tirador realiza más de un tiro con la bola blanca durante un turno.
  • El taco del tirador empuja la bola blanca y la mueve antes del tiro.
  • La bola blanca se toca con otra cosa que no sea la punta de la flecha.
  • El jugador toca cualquier bola en la mesa, aparte de disparar la bola blanca. 
  • La bola blanca  «salta» sobre otra bola.

 

Como mencionamos, hay todo tipo de variaciones en las reglas del billar bola 8.

 Lo que es aceptable en la mesa de billar de tu amigo en su sótano puede estar fuera del límite en el bar.

 El punto principal es que bola 8 es un juego divertido y relajante, independientemente de dónde se juegue y quién lo juegue.

 E incluso se puede usar para demostrar lecciones de  física y geometría .

 No te tomes el juego demasiado en serio ni te preocupes demasiado, solo reúnete con tus amigos y disfruta de un juego de bar tradicional que la gente ha estado jugando durante siglos.